“Desde que salí de Colombia lo único que he aprendido es a vivir”

“Desde que salí de Colombia lo único que he aprendido es a vivir”

“Desde que salí de Colombia lo único que he aprendido es a vivir, aquí en Argentina hay gente muy buena onda así como hay muchos pirobos. Yo al final los veo y aprendo. No interfiero en sus vidas y procuro que nadie interfiera en la mía”, dice Johan Guerrero de 27 años.

Tranquilo en su pieza escuchando Bubaseta, Guerrero piensa en cómo hacer más dinero y llevar a cabo sus sueños en condición de inmigrante en Argentina. Hace más de un año tomó la decisión de irse de Bogotá y  viajar en tierra por Sudamérica hasta llegar a la ciudad de Buenos Aires donde reside actualmente, tuvo la oportunidad de conocer diversos paisajes a medida que fue bajando por el continente. La violencia de la capital colombiana se fue desvaneciendo a medida que fue viendo la costumbre y la humildad de cada frontera que fue pasando. Hoy por hoy,  confiesa que desde que llegó ha tenido que reinventarse trabajando en diversos rubros de la economía para mejorar su condición de vida.

Su equipo favorito es el Club Independiente Santa Fé, muere por el café colombiano y le fascina la música Rap. Tatuajes en su cuerpo cubren quemaduras de un accidente doméstico que tuvo durante la niñez, “La música sana cualquier herida”, dice el parcero, quien desea estudiar producción musical o continuar su carrera de dirección técnica de fútbol. Sea cual sea el camino, Guerrero apostará a la oportunidad que le genere mejor apertura y chance de vivir a plenitud.

 

Vea también: “El Asere” en Buenos Aires

Vea también: “Al salir de la cárcel Argentina me cerró las puertas”

Mah People in The Brega

Fuente: Oscar Rodríguez Loyo 

Share this post