“Al salir de la cárcel Argentina me cerró las puertas”

“Al salir de la cárcel Argentina me cerró las puertas”

“Desde que salí de la cárcel Argentina me ha cerrado las puertas”, dice Horacio Kruz de 49 años. Con dos cicatrices frescas a causa de unos puntazos, el Sr. Kruz, cuenta los verdaderos códigos de la calle.

Sentado en una escalera en plena Avenida Santa Fé, Horacio, quien vive en situación de indigencia, pide puchos (cigarros) y alguna ayuda a quien pase por la vereda. Simplemente alza su mano y una moneda aparece para seguir su mando, una botella de licor barato lo acompaña para alejarse de la realidad y unas bolsas negras son sus maletas que utiliza para viajar a cualquier sitio de la ciudad

“Estaba por Constitución con mi carrito para recolectar plástico y cartón cuando sentí dos punzadas por la espalda; era otro pibe que buscaba robarme. Es así, si te ven con mucho otros harán todo lo posible para dejarte sin nada”, expresó. Horacio duró casi diez años en la cárcel a causa de un delito que se negó a contar. Cuando salió en el 2014, se dio cuenta que estaba totalmente solo, con la huella de convicto en su haber que no le permitió conseguir un trabajo y un camino donde no le ha quedado otra opción que transitar; el de la calle.

Mah People in The Brega 

Share this post