Duro rechazo a un proyecto para que vacunarse no sea obligatorio

Duro rechazo a un proyecto para que vacunarse no sea obligatorio

Entidades científicas y profesionales salieron a cuestionar una iniciativa que dejaría la vacunación a criterio de los padres

Un proyecto de ley que propone que las vacunas obligatorias queden a criterio de cada quien desató ayer una andanada de críticas por parte de sociedades científicas y colegios profesionales, que lo calificaron sencillamente como “una peligrosa involución”.

La iniciativa, presentada por una diputada nacional del oficialismo, generó incluso cuestionamientos dentro de su propio partido y reparticiones públicas que responden a él, como el ministerio de Salud provincial.

Como plantea el cuestionado proyecto -que lleva la firma de la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Paula Urroz.

Los adultos a cargo de menores podrían desistir de vacunar a los chicos si así lo resolvieran tras recibir la información debida sobre los riesgos colaterales que implica cada vacuna en sí.

“Las personas que sean pasibles de vacunación obligatoria u opcional y quienes sean responsables por la vacuna que reciba un menor a su cargo.

Deberán recibir previamente una información fehaciente

Acerca de los riesgos que la inoculación de la vacuna en cuestión implica, posibilitando la aceptación o no aceptación de ese acto médico”, señala puntualmente el proyecto que, aunque presentado hace ya un mes, cobró notoriedad recién ayer.

La repercusión que tuvo la iniciativa se debió en gran medida a las manifestaciones de rechazo que desató entre las entidades médicas en general y la Sociedad Argentina de Pediatría en particular.

“No existen dudas de que las vacunas han logrado resultados concretos en el control de las enfermedades infectocontagiosas”.

Además de su “bajo costo en relación a los beneficios que logran”, los programas de vacunación son una herramienta de equidad, porque llegan a todos los niños de los diferentes estratos sociales; y un elemento de solidaridad, porque cuando el individuo se vacuna, también reduce el riesgo para quienes interactúan con él, incluso no vacunados.

La persona no vacunada constituye un riesgo para sí mismo y para los demás”.

La inquietud que generó la iniciativa legislativa también se registró en el Colegio de Médicos de la Provincia, donde las autoridades distritales aseguraron haber atendido a “muchos infectólogos y pediatras que se comunicaron para manifestar su preocupación” por la posibilidad de que avance una medida así.

“Gracias al calendario de vacunación obligatoria nuestro país ha logrado erradicar la circulación y mantener bajo control enfermedades que en otros tiempos han costado miles de vidas.

Dejar la vacunación librada a convencimientos individuales sin fundamentos científicos es una peligrosa involución”, adelantaron desde el Colegio de Médicos, mientras preparan un documento para expresar formalmente su posición.

Aunque sin hacer referencias al proyecto legislativo, también el ministerio de Salud provincial difundió ayer una comunicado donde resalta que “la inmunización es un componente esencial del derecho humano a la salud, además de una responsabilidad de individuos, comunidades y gobiernos, y debe considerarse como tal”.

“Está claro que la salud pública es un bien de primera necesidad y que la inmunización mediante las vacunas ha contribuido decisivamente a su logro, previniendo e incluso erradicando enfermedades de la especia humana.

Por lo que afirmamos que la vacunación forma parte de un derecho de las personas a la protección de la salud”, sostiene el documento difundido por el ministerio de Salud provincial.

lee también: Otro anticuario argentino con un tesoro nazi en su poder

Share this post