Una testigo clave y un giro en la causa por el crimen de la adolescente en Tucumán

Una testigo clave y un giro en la causa por el crimen de la adolescente en Tucumán

La declaración de una menor provocó un giro en la investigación del crimen de Ornella Dottori, la embarazada de 16 años que fue asesinada el 10 de abril en el paraje tucumano Naranjo Esquina. La testigo contó que fueron cuatro los hombres que participaron del abuso y asesinato de la adolescente.

Según fuentes de la investigación, fue la propia joven al declara quien dijo que habría presenciado los hechos que culminaron con el homicidio de Ornella, quien cursaba un embarazo de seis semanas y viví en la localidad de Juan Bautista Alberdi, que dista unos 100 kilómetros de la capital tucumana.

La testigo señaló que ella y Ornella fueron hasta la arboleda de la finca de soja en el paraje Naranjo Esquina, ubicado a unos dos kilómetros de Alberdi, que luego se transformaría en la escena del crimen. Pero no estaban solas sino acompañadas por cuatros hombres a los que identificó por sus apodos.

Según las fuentes, la joven dijo que estaban “’Pomelo’, ‘Perrito’, ‘Cabera’ y ‘Bomba’”. “Pomelo” es el único detenido que tiene el caso y al que lo vincula las imágenes de un cámara de seguridad de una estación de servicio del día del crimen.

Pero la testigo también menciona al joven de 22 años que está prófugo y que aparece en un video de un comercio de Alberdi junto a Ornella, en la última imagen con vida que se conoce de la chica asesinada. Sería al que apodan “Perrito” y al que la joven sindica como el autor del crimen aunque asegura que todos habrían participado del abuso.

En las últimas horas fueron demorados por contravenciones “Cabera” y “Bomba” y se espera la decisión judicial para que queden detenidos.

Para la causa, será clave conocer los resultados del ADN del bebé que esperaba Ornella, a quien asesinaron con brutalidad: la hallaron semidesnuda boca arriba, con golpes en distintas partes de su cuerpo que le habrían producido con unos ladrillos que se encontraron encima de la chica muerta.

Fuente: Clarín

Share this post